Samaín en la aulas

El 31 de octubre, los celtas celebraban la fiesta del Samaín, una fecha elegida como “día de transición” entre el verano y la estación sombría, el invierno. La festividad coincidía con la reducción progresiva de horas de luz, y servía para festejar el fin de la temporada de cosecha.

El Samaín celta se ha transformado en nuestros días en una festividad donde se asan castañas, se fabrican calaveras con calabazas y se decora todo de forma terrorífica.

Como podéis ver, en el Colegio San Rafael lo vivimos de forma muy intensa y divertida, profundizando en el Samaín mediante un proyecto en el que se incluyen todas las áreas.

P1190296

P1190409

P1190418