• C/ San Juan de Dios, 1 - 36208 Vigo (Pontevedra)
  • +34 986 23 27 40 - +34 986 29 74 00
    • 23 FEB 17
    “La Hospitalidad es el punto de referencia de la Ética“

    Hoy han empezado las XVII Jornadas de Ética de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios organizadas por el Comité de Ética de Castilla (CECAS) y la Fundación San Juan de Dios.

    Este año centradas en los comités de ética como órganos de deliberación y asesoramiento en ética asistencial y que durante dos días se acercarán a las experiencias en comités, su relación con las organizaciones asistenciales y los comités de ética y la figura del consultor.

    La mesa inaugural ha estado presidida por el Hno. Etayo, Superior General, el Hno. Varona, Superior Provincial, Mª Jesús Martínez, subdirectora general de Información y Atención al Paciente Comunidad de Madrid y Julio Vielva, director de la Fundación San Juan de Dios.

    Todos ellos han resaltado la importancia de la ética y la bioética como herramienta fundamental en la mejora de la calidad asistencial a los pacientes, pero también, como ha resaltado el Hno. Varona, Superior Provincial de Castilla, “no solo en el campo sanitario, sino también otros encuadrados en los campos social y sociosanitario, dado el amplio espectro de Centros gestionados por la Provincia de Castilla: hospitales generales, centros de salud mental, centros de atención a personas con discapacidad intelectual, residencias de ancianos y albergues para personas sin hogar”.

    Y más para la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios cuyo valor central es la Hospitalidad “que constituye el principio, el valor, la virtud y la referencia ética” en palabras del Hno. Etayo, Superior General, que también ha expresado que la Hospitalidad es “nuestro imperativo ético y debe ser siempre el punto de referencia de la ética, una ética de máximos a la que nos sentimos llamados” y que ha definido como “abrir permanentemente el corazón y la Casa para acoger a quien sufre y está necesitado, desvelarse para atender de forma integral y excelente a las personas vulnerables, con los mejores medios técnicos y la mayor dosis posible de humanidad, mostrándoles amor y ternura, haciéndoles ver que somos y estamos por él y para él”.